Malo Chapuy

Malo Chapuy nació en 1995 en Laon, Francia. Actualmente vive y trabaja entre París.

Las imágenes que animaron los lugares de culto y palacios de la Baja Edad Media y el Renacimiento occidental han atravesado los siglos para aterrizar en las obras de Malo Chapuy. Antes de ingresar a la Escuela de Bellas Artes de París, el joven artista estudió las figuras de la Baja Edad Media. Las formas extraídas de los manuscritos medievales y del arte religioso se fueron transformando poco a poco bajo su mano, para seguir una evolución similar a la que experimentó la producción artística occidental en el momento de la transición del Gótico extravagante al Renacimiento tremprano. En un principio, su producción artística se centró en las imágenes-objeto tal como existían en la Edad Media, lo que le llevó a ensamblar técnicas antiguas con formas muy familiares a sus contemporáneos (cascos de moto, zapatillas de marca…) creando reliquias anacrónicas.

Particularmente sensible a este concepto de anacronismo y habiendo vuelto recientemente a la pintura, Malo Chapuy propone en un mismo espacio pictórico personajes extraídos del repertorio renacentista con edificios inspirados en la arquitectura moderna y funcionalista. De esta forma, busca resaltar la discrepancia propia del campo artístico actual, que se encuentra, por ejemplo, en la integración de obras antes asimiladas al culto religioso en las herméticas escenografías de los museos.

Malo Chapuy se graduó de la Ecole Nationale Supérieure des Beaux-Arts de París en 2022. El mismo año, los Amigos de Beaux-Arts le otorgaron el premio Agnès B, que tiene como objetivo asociar a un futuro graduado con un patrón.